a

Carta de principio de curso

Valencia, 8 de septiembre de 2014

Queridos hermanos, paz y bien

Recién llegado de Perú, tras la visita a los hermanos de la selva amazónica del Vicariato apostólico de Requena, me dirijo todos con el fin de desearos un buen curso y animarnos unos a otros en el proyecto de vida y misión de nuestra Provincia.

El mismo día que marchaba nos informaban del fallecimiento de Don Aurelio Lavilla Bello, padre de nuestro hermano Miguel Angel Lavilla. Al llegar, acaban de comunicarnos la muerte de Don Enrique Coll Esteve, hermano de José Luis Coll. Oramos por el eterno descanso de ambos y confiamos en la palabra consoladora de Jesús: "yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá" (Jn 11,25-26). Un fuerte abrazo para nuestros hermanos, de manera especial para José Luis que, por encontrarse en la selva, no podrá estar con su familia.

a

En primer lugar quisiera referirme a los hermanos de la selva. Ha sido una gran alegría haber podido compartir con cada uno de ellos varios días, y en los mismos, buenos momentos de conversación. Pudimos repasar ampliamente la situación de nuestra Provincia y todo el proceso de unión de Provincias. También por saber cómo quedará su presencia en el marco de la nueva Provincia, algo sobre lo que se está trabajando en las sesiones ordinarias de Ministros de la unión. A la vez, pude ver la gran obra evangelizadora y social que están desarrollando: desde la atención a niños discapacitados, pasando por una amplia labor en el terreno educativo, y siguiendo por la preocupación por familias que se han quedado sin casa o viven en una situación insostenible, por la gran labor con los catequistas y grupos de fe de diversa índole...

Pero creo que el valor más grande de nuestros hermanos en la selva es el testimonio de sus vidas que se entregan gratuitamente por los más pobres de este mundo, independientemente de los resultados que puedan obtener. Con un proyecto de vida serio de oración, misión, fraternidad, formación evangelizan a las gentes que acompañan y evangelizan a los que vamos de visita. Hemos de dar muchas gracias a Dios por habernos concedido este proyecto evangelizador, y por suscitar hermanos que quieren encarnarlo con profetismo. También os he de indicar que nuestros hermanos agradecen cualquier tipo de gesto con ellos: visitas, llamadas telefónicas, correos, donativos... Os animo a que la comunión que ya existe entre todos se pueda hacer más patente con alguno de estos gestos.

Y llegó septiembre, mes en el que hemos dejado atrás las vacaciones y nos ponemos de nuevo "manos a la obra". Espero que hayamos podido descansar un poco, y que tengamos energías y ánimos decididos para afrontar este nuevo curso que se presenta con la celebración del Capítulo general que llevará por título "Hermanos y menores en nuestro tiempo". Previo al Capítulo general, otro Capítulo, en este caso el de constitución de la nueva Provincia de la Inmaculada Concepción que tendrá lugar los días 29 de diciembre al 4 de enero. A nadie se nos escapa que este Capítulo y lo que sigue es un gran desafío para las siete entidades en unión. Son muchas las comisiones que están trabajando en este objetivo.

Tras su celebración habrá un gobierno para la nueva Provincia de la Inmaculada. Las fraternidades continuarán su ritmo normal de vida y misión, por lo tanto, nuestro empeño no puede llegar hasta diciembre, sino que se ha de mantener durante todo el curso. En este sentido, me permito recordaros varias cosas:

a

  1. el curso pasado cada fraternidad elaboró el proyecto comunitario. Sabemos que es un documento que concreta la Regla y las Constituciones que hemos profesado. Es importante que al inicio de curso lo podamos leer en fraternidad. Ruego a los guardianes se tomen máximo interés en este aspecto.
  1. antes de finalizar la vida de la Provincia de San José de Valencia, Aragón y Baleares tenemos previsto organizar una última jornada en la que dar gracias a Dios por la vida de nuestra Provincia. Será el día 22 de noviembre en Santo Espíritu. Ruego os reservéis esa fecha y acudáis el máximo número de hermanos.
  1. en breve recibiréis un cuaderno de formación permanente para este cuatrimestre con la tarea que pide la Curia general para el Capítulo general de 2015. Ruego a los guardianes que organicen el trabajo de modo que puedan haber presentado las respuestas a la Secretaría provincial antes del día 15 de noviembre de 2014, tal como indica de la Comisión de Formación permanente de la futura Provincia de la Inmaculada.

En otro orden de cosas, os informo que nuestro hermano Juan José Sáez Peretó se encuentra en la fraternidad de Ontinyent como consecuencia del deterioro de su salud este verano. Deseamos que se encuentre feliz y pueda tener una buena calidad de vida.

Nos unimos también a la alegría de Fr. Cristóbal Aguilar, hermano que concluyó el noviciado el pasado día 28 de agosto con la profesión temporal. A la vez, saludamos a Manuel, Fermín, Miguel y Jesús que han iniciado el noviciado en nuestra casa de Santo Espíritu. A todos ellos, les deseamos lo mejor para la etapa de formación inicial en la que se encuentran.

Y seguimos dando gracias a Dios por el don de nuestra vocación. Gracia que nunca podremos agradecer lo suficiente, pues es fruto de la misericordia soberana del Creador que, en su Providencia, ha tenido a bien convocarnos, bajo la guía de Su Espíritu, a seguir las huellas de su Hijo, tal como lo suscitó en San Francisco de Asís. Su presencia es liberadora, transformadora, plenificadora. Es la que nos hace auténticamente felices. Busquemos siempre con ánimo decidido la santa operación del Señor y llevemos sus frutos a las gentes que nos rodean, tan necesitadas de sentido.

Finalmente, felicidades para muchos de vosotros que en la festividad de la Natividad de María realizabais la profesión temporal. Por intercesión suya seguid estando cerca de Él, como Él lo está de vosotros.
Dios nos bendiga a todos en este curso 2014-2015.

Recibid un abrazo fraterno.

Fr. Juan Carlos Moya Ovejero
Ministro provincial

Final de la visita fraterna

Escribe el Hno Juan Carlos desde Perú:

¿Qué tal vas? En breve estoy por España y trataré de ir a verte lo antes posible. Estoy en Lima, son las 5,30 de la mañana y esta tarde, hora peruana, a las 19,40 tengo el vuelo (espero que la puntualidad sea germánica y no tanto peruana). Aquí te envío un segundo escrito con algunas impresiones de la selva, en este caso, recogiendo cosas de mis últimos días. Junto con lo primero que te envié más la crónica que Juan ha estado escribiendo, creo que reflejará bastante bien lo que han dado de sí estos días.

Tengo fotos de estos días pero las tengo en mi móvil. Te las pasaré cuando llegue a España. También me ha pasado José Luis unas presentaciones en power point de cosas que han hecho en Contamana y que creo están muy bien. Te las llevaré y veremos qué se puede hacer para darles difusión.

Bueno, te envío un fuerte abrazo y hasta pronto.

Juan Carlos

Llega a su fin la visita a los hermanos de la selva amazónica del Perú en el Vicariato apostólico de Requena: viaje a Lima desde Iquitos, capital de la región de Loreto; encuentro con José Luis Coll en Lima, pues se encuentra unos días realizando gestiones, y a España.

Hno. Antonio Soriano

Esta semana última la he estado pasando en Jenaro Herrera junto a nuestro hermano Antonio Soriano y las hermanas Franciscanas del Rebaño de María, que viven pared con pared con nuestro hermano.
Allí se encontraba también nuestro hermano Pablo Scioti que, aprovechando la visita a sus familiares en Argentina, ha viajado hasta la selva para conocer durante unas semanas tanto Jenaro Herrera como Requena. Del primer lugar quedó hondamente impresionado por la pobreza y la acogida. Requena es una realidad distinta, por ser ciudad y por tener 24 horas de luz. Esperamos que pueda seguir descubriendo la tarea de nuestros hermanos en estas tierras.

1

Hnos. Pablo Scioti, Antonio Soriano y Juan Carlos Moya en Jenaro Herrera

He de decir que Antonio Soriano se encuentra “molt bé”, en palabras suyas. No es ninguna novedad que cuando viene a España de visita siempre llega bastante delgado y el tiempo que está entre nosotros recupera unos kilos. En estos momentos está delgado pero su salud es buena. Sin llegar a ser caserío, Jenaro Herrera es un pueblo de unos 6000 habitantes en el que disponen de luz unas tres horas al día, de 18,30 a 22,00 horas, a excepción de los domingos que la cortan a las 21,00 horas. No hace falta pensar mucho para caer en la cuenta sobre lo que cambia la vida de tener luz a no tenerla. Diría que la sencillez más absoluta de vida, la falta de trabajo y de perspectiva para los jóvenes que cada vez más renuncian a trabajar la tierra, la pobreza, y el acompañamiento a los enfermos y a los jóvenes son algunos de los rasgos del lugar y de la misión franciscana.

Nuestro hermano lleva un seguimiento muy importante de la vida cotidiana del pueblo. Como autoridad se involucra mucho en las decisiones que afectan a todo el municipio, aporta su criterio y es crítico con los responsables de ejecutar proyectos para bien del pueblo cuando estos descuidan sus compromisos. No es fácil acompañar estas realidades: la gente tiende a no complicarse la vida y eso dificulta poder sacar adelante mejoras sustanciales para el pueblo. Un ejemplo  de gran envergadura es el alcantarillado: se instaló hace poco y está inutilizado.

Además, acaban de construir un nuevo local para catequesis y uso de la parroquia, pues el movimiento de jóvenes y niños vinculados a la parroquia es muy importante. Junto a la juventud, las personas mayores que participan muy activamente en la liturgia. En la actualidad se están planteando la creación de grupos marianos que den mayor vigor a la fe de estas gentes teniendo a María como mediadora.

También acuden a él muchas personas con necesidades. Muchos de estos problemas están relacionados con la salud, con la justicia…, lo que siempre comporta dinero. La selva da comida, pero transformarla en dinero para poder acceder a otro tipo de bienes no es tan fácil, lo que provoca dificultades para afrontar pagos de cierta relevancia.

Junto a “boby y princesa”, sus dos perros guardianes de la casa, pudimos compartir horas de conversación en la que nos pusimos al día sobre la situación de nuestra Provincia de Valencia, Aragón y Baleares, la futura Provincia de la Inmaculada Concepción y sobre la situación de la misión de Jenaro Herrera, en particular, y del  Vicariato apostólico de Requena, en general.

a

Con las misioneras de Jenaro Herrera

En el futuro

Hemos de seguir dando profundas gracias a Dios, hermanos, por el don de esta misión. Es una gracia que nuestra Provincia se haya podido hacer presente durante tantos años en este lugar del planeta. Una gracia que sigue fructificando con la presencia de nuestros cuatro hermanos más el hermano de la Provincia de Granada. Seguimos renovando el compromiso que tenemos adquirido con el Vicariato de mantener estos hermanos y de acompañarlos en la medida de nuestras posibilidades, pues ellos agradecen enormemente una llamada telefónica, un correo electrónico, un donativo… También esperamos que la nueva Provincia acoja como la riqueza que es tener un grupo de hermano destinados entre los más pobres de este mundo. Dios les siga bendiciendo con su amor y sigan ellos siendo testimonio de la entrega gratuita de Cristo a toda la humanidad.

Juan Carlos Moya, ofm

Desde el Ucayali

Casi  veinte días han pasado desde que el día 13 de agosto  se cerraran las puertas del avión para poner rumbo a la selva del Perú con el objetivo claro de visitar a los hermanos de la Provincia de Valencia, Aragón y Baleares y, si era posible, como así fue, a friales de otras Provincias, además de religiosas y laicos que misionan en el vicariato apostólico de Requena.

Tras día y medio en Lima pude encontrarme con Ramón Cobo en Pucallpa. Fue una alegría muy grande poderle encontrar y verificar lo que él siempre ha dicho en las comunicaciones que hemos tenido, tanto por teléfono como por correo electrónico: “estoy muy bien”. Así es, se le ve muy bien en todos los aspectos.

Contamana

Después de varios meses en la capital por fin podía regresar a Contamana. Y allí nos esperaban José Luis Coll y Juan Oliver, este último de gira por el río. Feliz encuentro, a falta de Antonio Soriano, que tenía que estar en Requena supliendo a Juan. Tres días serenos, alegres, en los que pudimos ver el gran compromiso de nuestros hermanos con los más pobres de esta ciudad, que sigue creciendo sin parar. Y si crece, esto supone más necesidades de la gente a la hora de acceder a una casa medianamente digna, agua y luz. Resultaba chocante cómo nuestros hermanos han hecho un esfuerzo ímprobo ejecutando las casas para los barrios que se inundaron años atrás y donde hubo varios niños ahogados, y que estas casas, con su comedor social y una capilla estupendos, no se vean reforzados en el servicio del agua y la luz por parte de las autoridades municipales y regionales. La protesta de los hermanos tuvo como respuesta de ellos: “un barrio no se hace en dos días” ¿Cuántos días o años necesitarán para que el barrio “Fr. Faustino Zapico” sea lo que se espera de él…?

3

Además, están iniciando otro proyecto  de dignificar algunas viviendas en las que las condiciones de vida son sencillamente indecentes, en un barrio contiguo a “Fr. Faustino Zapico” llamado “Maracaná”. Es mucho el esfuerzo y la ilusión de los hermanos en poder ayudar a estas gentes a tener una vida más digna, que pasa no únicamente por dar, sino por educar y crear hábitos de higiene, de cuidado de las cosas, de modo que las casas, además de ganar en dignidad, sean sostenibles en el tiempo.

El colegio para discapacitados, el único en toda la población, creado en su día por el recordado Fr. Faustino Zapico, sigue siendo una apuesta clara por estos niños a los que se les niega cualquier espacio en la ciudad, y a veces en las mismas casas. La misión franciscana sigue haciéndose cargo de la atención a estos niños, además del comedor apoyado por donativos que vienen de España y que les permite realizar una de las dos supuestas comidas que realizan al día.

Además de la labor social, la pastoral. La atención a los niños en edad de recibir la catequesis, la cual no está siempre en función de los sacramentos, además de la creación de diversos grupos de adultos que siguen un trabajo de reflexión y oración todas las semanas, hace de Contamana un lugar de misión que ofrece evangelio al estilo de Francisco de Asís: con sencillez, partiendo de la gente, apostando por lo pequeño…

Gracias a Dios, nuestros hermanos han sabido dar continuidad a la labor que tanto Faustino Zapico como Francisco Pérez Hermoso, realizaron inmediatamente antes de que ellos llegasen a Contamana. Es muy de valorar que ambos estén juntos, que se sientan acompañados el uno por el otro en una realidad que somete a una soledad muy exigente en muchas ocasiones.

Con la sensación de que sabía a poco, Juan y un servidor tuvimos que partir hacia Requena, llevados de Romel, el motorista del pequeño bote, gran conocedor del río.

Otras misiones. Otros misioneros

Fueron dos días llenos de encuentros y de paradas. Orellana, Tierra Blanca, Juancito, San Roque, Tamanco, Flor de Punga fueron algunos de los lugares que visitamos y en los que nos encontramos con hermanos franciscanos, hermanas franciscanas, laicos y sacerdotes seculares misioneros. Especial alegría fue la de encontrarnos en San Roque con Fr. Florencio  de la Provincia franciscana de Granada en San Roque, y con Fr. Enrique Iglesias en Flor de Punga. El primero estaba haciendo una gira por los caseríos. En media línea está dicho, otra cosa es vivirlo: dormir y comer en cualquier sitio, esperar lanchas para poder viajar, acarrear el propio agua… Admirable, sin lugar a dudas. El segundo, con infinidad de proyectos en ese bonito pueblo, en el que su mano está transformando la misión en un lugar acogedor, tranquilo. También fue muy emotivo para mí poder contemplar una solemne placa conmemorativa colocada en la iglesia de Orellana y dedicada a nuestro recordado hermano José Ramón Palací. Gracias a D. José Pascual Torró por preservar la memoria de nuestro hermano en ese pueblo al que consagró más de cincuenta años de su vida.

6

Placa que recuerda al P. José R. Palací en la iglesia de Orellana

A través de estos dos días de visitas, ver cómo viven los misioneros y misioneras, escucharles, contemplarles, marchar sabiendo que quedan en lugares muy insignificantes gastando la vida de una manera tan gratuita, a uno le habla mucho de evangelio, de Jesucristo, de Dios, quien no se reservó nada para sí, sino que entregó su vida por el bien de todos.

Requena

El resto del tiempo hasta el día de hoy, día 30 de agosto, lo he pasado en Requena, junto a nuestro hermano Juan Oliver, obispo del vicariato apostólico de Requena. En 2014 ha cumplido diez años  realizando este servicio y se le nota la gran experiencia y conocimiento tanto de Requena como del río. Y no únicamente los lugares, sino las personas. A priori puede parecer fácil captar el genio de las gentes de un pueblo, pero hasta que no se sufre y se goza con ellos un tiempo, hasta que no ha habido alegrías y decepciones, no se suele llegar a situar todo en su medida más o menos razonable. Las conversaciones con él durante todo este tiempo con él me hace ver que está muy incardinado en esta realidad y sus gentes.

Impresionan dos cosas en Requena: la inmensa labor educativa que promueve el vicariato, y la red de catequistas que mueven las diferentes capillas que se diseminan por toda la ciudad. En efecto, Requena es una ciudad que vive de los niños, y creo que no es ninguna exageración decirlo así: hay tantos niños que se precisan de infinidad de escuelas, y por consiguiente, de maestros. El colectivo de maestros es el sector social más numeroso y seguramente más poderoso de la ciudad.

8

Colegios

Varios colegios dependen del vicariato:

  1. De igual manera llama la atención el colegio de infantil Santa Catalina, de reciente creación, y que se ha constituido en poco tiempo en uno de los mejores colegios de su nivel. Es un colegio que se está haciendo, por eso, me explicaba Juan que muchos de los donativos que proceden de España van a parar a las instalaciones para estos niños, así como a darles de comer.
  1. También se llevan otras Instituciones educativas, como los Institutos Superiores Pedagógico (Fray Florencio Pascual Alegre González) y Tecnológico (Manos Unidas), con Un Anexo Primaria y Secundaria al Pedagógico, y un Cetpro llamado Manos Unidas, que es como una especie de Formación Profesional que capacita a los alumnos para un trabajo (electricidad, mecánica, carpintería)

El volumen de colegios, profesores, alumnos, padres y madres puede hacer una idea del trabajo que supone llevar un seguimiento de cada uno de ellos. Y una vez más constatamos que la labor de los frailes de entonces y de ahora ha girado y gira en torno a este pilar fundamental como es el educativo, con una preocupación máxima por los niños y jóvenes, especialmente los más débiles. Pilar importante, que no exclusivo.

11

Ofrenda en la misa del día del 107 aniversario de la ciudad de Requena

Catequistas

La otra realidad que impresiona es la catequesis. Para los que estamos en España, decir catequesis y es asociarlo a sacramentos: se hace catequesis para recibir sacramentos, la mayor parte de los cuales centrados en los relacionados con la iniciación cristiana. Aquí hay niños que comienzan las catequesis a los tres años, y no con un fin sacramental, sino evangelizador: dar a conocer a Jesucristo.

Cada capilla tiene sus catequistas, todas ellas unificadas por campañas que realizan en común, y por un material que también trabajan en común domingo tras domingo. Uno de los días, con motivo del 107 aniversario de la fundación de la ciudad, todos los catequistas organizaron comida para vender. Contemplando el trabajo de elaboración de la comida y la posterior venta, el ambiente que se respiraba entre ellos era muy hermoso. Estos catequistas, además de animar sus respectivas capillas, se están lanzando a salir al río a ser animadores de los caseríos donde los pobres animadores católicos locales hacen lo que pueden frente a sectas muy agresivas.

Pensaba no hacer tan extenso este escrito. Trataré de enviar otro donde recoja alguna impresión más y lo que me pueda aportar Jenaro Herrera que visitaré mañana. Pienso llegar el domingo 7 de septiembre.

Juan Carlos Moya, ofm