a

Perú celebra también sus Fiestas patrias en Valencia

8 sep 17. Con mucho retraso les traemos esta noticia que nos ha reportado el Hno Ramón Cobo, recientemente venido de Contamana (Perú) donde estuvo varios años misionando en aquella ciudad de las orillas del Ucayali.

Los peruanos residentes en Valencia celebraron aquí sus Fiestas patrias. Unos sesenta peruanos llegaron a nuestro convento de Nuestra Señora de los Ángeles de Valencia (en el barrio de Ruzafa). Venían del Consulado, con el Cónsul a la cabeza. Lo celebraron el día 26 de julio y días posteriores. La fecha exacta es el 28 de julio en que tendría lugar la recepción en el Consulado.

El Hno Ramón Cobo recibe a los peruanos

El Hno. Ramón Cobo recibe a los ciudadanos peruanos

2

Coro durante la celebración de la eucaristía

Banderas peruana y española

El altar presentaba una ornamentación especial: Los ramos presentaban los colores de las banderas peruana y española

Grupo

Las Fiestas patrias peruanas rememoran el 28 de julio de 1821, cuando el General San Martín proclamó, desde el balcón consistorial situado en la Plaza de Armas, la independencia del Perú.

FIESTAS PATRIAS

Los peruanos tienen un fuerte sentido de patria, de pertenencia al Perú, aunque las comunicaciones sean difíciles y muchas personas salgan poco de su comarca.

La historia militar ha sido muy gloriosa en heroísmo y valor de las personas, pero no así en éxitos y victorias, debido a la falta de desarrollo y medios económicos.

Miguel Grau Seminario (1834-1879), descendiente lejano de catalanes, dedicó toda su vida a la marina.  Tuvo en enfrentarse a Chile en la guerra del guano y el salitre, con una escuadra muy inferior.  Comandaba el acorazado Huáscar.  En la hora de la verdad, vino a confesarse y oír misa en el convento de los Descalzos del Rímac; allí hay una placa conmemorativa; ya presentía lo que le esperaba.   Aunque resistió muchos días hostigando las naves chilenas, al fin murió en la Punta de Angamos.

Francisco Bolognesi (1816-1880), de padre genovés, prestó sus servicios en el ejército de tierra.  Ya estaba excedente, teniendo casi 64 años, cuando él mismo acudió a dirigir una división para defender el Morro de Arica.  Consiguió llegar hasta lo alto y ondear la bandera peruana, pero, rodeado de chilenos,  pronto fueron abatidos.

El Huáscar de Grau lo remolcaron a Chile, donde se muestra a los turistas como signo de sus victorias; y Arica dejó de ser ciudad peruana y pasó a dominio de Chile.

Alfredo Vargas Guerra (1919-1933) nació en Shanaya Tipishca, al otro lado del río Ucayali, mirando desde Contamana.  Solamente tenía 23 años, estaba sirviendo a la Patria en el combate de Güeppí, en el río Putumayo, contra los colombianos.  La ciudad en litigio era Letizia. Mirando el mapa, se ve que es más lógico su pertenencia al Perú.  Pero pasó a pertenecer a Colombia.  El soldado Vargas Guerra se quedó sólo en un árbol y fue herido por los colombianos.  Entonces se echó al río con su fusil para que no armar más al enemigo.  Allí murió ahogado.

La independencia del Perú la proclamó en la plaza de Armas de Lima el General San Martín, argentino, el día 28 de julio de 1821.

Los peruanos sienten mucho esta su historia y recuerdan continuamente a sus héroes, que cayeron defendiendo la Patria.  Saben siempre esperar un futuro mejor.  Se emocionan ante su bandera y el himno nacional.  Todos los domingos se iza el pabellón nacional en la plaza de Armas y mientras se toca el himno todo el mundo que pasa por la plaza se para y se coloca la mano en el corazón.

Se respeta mucho a la autoridad y a quien la representa.  Puede estar el alcalde, o el teniente alcalde en su representación, o un regidor… pero siempre se dice que vienen en representación del alcalde.  Igual a otras autoridades.  No se concibe un acto oficial sin autoridades presidiendo.  Cuando cesan en el cargo, puede empezar su calvario, pero nunca antes.  En nuestra Eucaristía el diplomático nombró a Pedro Pablo Kuczynski, Presidente del Perú, y a su Canciller, Ricardo Luna Mendoza, como actuando en nombre de ellos.

Los españoles difícilmente se agruparán como tales; en Lima se juntan los burgaleses (unos veinte) todos los años; pueden ser también los vascos o andaluces.  Los croatas tienen un profundo sentimiento de nación. También los sudamericanos, en sus distintas naciones.  Influye mucho la acción política.

Aquí en Valencia los peruanos celebran las Fiestas Patrias de hace mucho tiempo.  En nuestra iglesia hace bastantes años.  Tal vez ha influido Hesed Perú.  En Russafa han celebrado Eucaristías para los peruanos Fr. Fernando Hueso, Fr. Juan Carlos Moya; el año 2.016 presidió la Eucaristía Fr. Gonzalo Ferrero Blanco, que fue custodio en España de la provincia de San Francisco Solano del Perú.  Así que hay una relación que se mantiene año tras año.

Los peruanos valencianos han celebrado la Eucaristía el 26 de julio, luego siguen las fiestas.  Seguro que el 28, que es el día señalado, tienen recepciones y actos oficiales en el Consulado.  Las vacaciones vienen después.

Hno Ramón Cobo, ofm


Campamento de los Juniors Ambra de Pego en Rompealbardas

3 de agosto 17. Los días del 24 al 31 de agosto, Juniors MD Ambra, pertenecientes a la Parroquia franciscana de la Sagrada Familia de Pego, realizó su campamento de verano anual en las instalaciones de Rompealbardas, en Cehegín (Murcia).

En estos siete días, 18 niños de edades comprendidas entre los 9 y 14 años, junto con sus educadores, trabajamos la temática de la autoestima, a través de la ambientación de las mil y una noches y el mundo árabe.

1

Cada día, viajábamos a una ciudad del imperio para encontrar la cura a una de las enfermedades del hijo del Califa. Cada enfermedad se relacionaba con una parte de la autoestima y, por tanto, el remedio a la fórmula para mejorar la autoestima del hijo del califa, y de nosotros mismos: aceptar mi cuerpo, pensar en positivo, expresar y regular los propios sentimientos, ser y sentirme competente, reconocer los errores y aprender de ellos, ser amable con los demás y quererme porque Dios me quiere. A lo largo de este viaje por las ciudades del imperio, realizamos gymkanas, talleres, rastreos... Atravesamos una tempestad de arena, pintura, barro y harina, aprendimos cómo funcionaban diferentes infraestructuras de agua que los árabes importaron a la península, además de acampar por las montañas de nuestro alrededor haciendo vivac para recuperar el medallón del Califa. También visitamos el pueblo de Bullas por la Ruta del Romero.

2

Este campamento no se hubiera realizado de igual manera sin las infraestructuras con las que contábamos: luz y agua caliente, una amplia zona de juego, zona para montar tiendas, una balsa donde refrescarnos, además de una cocina equipada y una enorme zona cubierta donde comer, realizar actividades y pasar el tiempo libre en todo momento, sin que ningún rayo de sol nos molestara.

3

Las instalaciones se encuentran en un lugar idóneo que, a pesar de que no tienen ningún rio cerca, nos aporta una gran cantidad de recursos a visitar, rutas hasta los pueblos más cercanos, como Bullas o Cehegín, donde además de visitarlo, también suponían una Fuente de recursos donde comprar alimentos de gran calidad (pan, carne, fruta y otros). También presenta unas rutas de senderismo tanto de larga distancia como corta, como es el caso del Cristo de Carrascalejos.

4

Sin duda, unas instalaciones que, a pesar de estar lejos de nuestro hogar, volveremos a visitar.

[De la web de la Provincia franciscana de la Inmaculada]