a

Reabre la fraternidad franciscana en el Campo de los Pastores

“Sed un poco pastores y un poco ángeles”. Este es el deseo del Custodio de Tierra Santa durante la inauguración de la casa de los frailes en el lugar de la vigilia y del anuncio de Navidad en Belén.

“Sed un poco pastores y un poco ángeles”. Este es el deseo del Custodio de Tierra Santa, Francesco Patton durante la reapertura de la fraternidad del Campo de los Pastores el 1 de noviembre. La pequeña comunidad, filial de la de Belén, se ha constituido con dos frailes: José María y Manuel.

“Los santuarios que custodiamos nos permiten vivir la gracia del lugar”, subrayó el padre Patton durante la homilía. “Este campo —continuó— nos permite hacer memoria al mismo tiempo de la vigilia de los pastores y del canto de alabanzas de los ángeles.”

P. JOSÉ MARIA FALO ESPÉS, ofm
Superior Fraternidad Campo de los Pastores

“El deseo de abrir esta casa nació porque es un santuario muy visitado por los peregrinos y por tanto queremos tener aquí una comunidad fija que esté al servicio y que se dedique a la atención del santuario. Pensamos que es importante que los peregrinos sean bienvenidos y bien acogidos.”

La ceremonia se desarrolló en una de las grutas en las que probablemente, hace dos mil años, los pastores velaban y guardaban a su rebaño cuando recibieron de los ángeles el gran anuncio. Esa noche será recordada con la proclamación del Evangelio de Lucas y la lectura de la narración de Navidad en Greccio, tomada de las fuentes franciscanas. Según la tradición, sería precisamente San Francisco de Asís el primero en reproducir un pesebre.

Los frailes presentes fueron en procesión, con las notas del canto “Adeste Fideles”, hacia el convento. Aquí, después de la lectura por parte del secretario Fray David Grenier del decreto oficial de apertura, y la entrega del sello, los frailes rezaron juntos y recibieron la bendición solemne del Custodio. Bendición para un nuevo inicio, en un lugar y en un tiempo decisivos para los peregrinos de todo el mundo.

1

P. MANUEL DOMINGUEZ LAMA, ofm
Fraternidad Campo de los Pastores

“Aquí en el Campo de los Pastores las dos grutas son el lugar de la sencillez, de la minoría. Aquí esperamos al Niño, al Niño de Belén. Aquí preparamos la Navidad, en este lugar tan especial.”

[De la web de Tierra Santa]