a

Sábado 25. Final del capítulo

27 nov 17. La Jornada se ha abierto con la participación de los capitulares en la “misa de la Virgen”, que todos los sábados se celebra en la iglesia del santuario de Nuestra Señora de Regla.

La primera sesión de la mañana ha comenzado con la presentación del trabajo realizado ayer por los grupos sobre la economía provincial. A continuación, se han votado las propuestas y sugerencias planteadas sobre este tema. Se han terminado de votar además las propuestas capitulares. Finalmente, se ha leído y aprobado el borrador del texto inspiracional.

2

La sesión de clausura ha sido muy emotiva y, ha contado, para finalizar, con un regalo inesperado, fuera del programa. Ha comenzado tomando la palabra el Ministro Provincial, fray Juan Carlos Moya quien, como conclusión de este Capítulo, ha querido volver la mirada a Dios, a quien nos debemos y en quien queremos depositar nuestra confianza. Fray Juan Carlos ha dado las gracias a tantas y tantas personas que, con su trabajo, han hecho posible la buena marcha del Capítulo. Y, finalmente, ha señalado que el Capítulo ha concluido con un trabajo realizado; sereno, fraterno, reflexivo y laborioso. Queda ahora tarea por realizar, que es la que deben acometer los hermanos tras su vuelta a casa, con la ayuda de Dios.

2

Ha tomado la palabra a continuación el Presidente del Capítulo y Visitador General, fray José Ángel Egiguren, quien ha mostrado su gratitud a todos y cada uno de los hermanos de la Provincia, a la que desde ahora lleva de manera permanente en el corazón. Ha destacado la tarea ingente que han desarrollado los hermanos para que la Provincia esté saliendo adelante en su corta existencia. El Capítulo ha sido un momento de gracia, fraternidad e intensidad. Ha concluido afirmando que la vida, la realidad y el proyecto que está en marcha deben realizarse en camino, con la guía del Espíritu. Aquí los hermanos de la Provincia se juegan mucho, y para conseguirlo resulta fundamental la oración personal diaria, que es la que nos conduce a Dios y, de ahí, al encuentro con los hermanos.

Una vez terminadas estas intervenciones, se ha producido la sorpresa: fuera de programa, se ha invitado a fray José Luis Coll, misionero de la Provincia en Perú, a que compartiese con el Capítulo la realidad de los hermanos de La Inmaculada que se encuentran en dicho país. Fray José Luis ha recordado a los frailes que no olviden el espíritu misionero de la Orden Franciscana en general, y de la Provincia en particular, y que estén atentos a las necesidades del mundo, y en especial de los más pobres. Ha invitado a los hermanos que se encuentran en España que no se olviden y que oren por sus hermanos de Perú, que hacen presente en aquellas tierras a la Provincia, y que viven y comparten todas las inquietudes provinciales como si estuvieran en España.

14

Siguiendo la costumbre, tras la última sesión capitular se ha hecho la foto de familia del capítulo.

Con la firma de las actas capitulares, se han finalizado los trabajos en Chipiona. Pero, en línea con lo que han recordado el Ministro Provincial y el Visitador General, el Capítulo no ha finalizado. Se abre ahora el momento de poner en práctica sus propuestas a lo largo de los próximos tres años. Y eso, con la ayuda de Dios, es trabajo de todos y cada uno de los hermanos.

[De la web de la Provincia]