a

Fr. Eduardo Camallonga (1925-2017)

19 dic 17. Esta madrugada ha fallecido fray Eduardo Camallonga Rico a la edad de 92 años en el colegio

P. Eduardo CamallongaNació en Alcoy, Alicante, el día 22 de marzo de 1925, del matrimonio de D. Enrique y Dña. Trinidad. En nuestro antiguo convento de S. Francisco, hoy parroquia de S. Francisco y S. Mauro de Alcoy, fue bautizado el 25 de marzo de 1925 y confirmado en la parroquia de S. Agustín  el 28 de noviembre de 1930.

Inició sus estudios primarios en el colegio de los PP. Salesianos de Alcoy. Pasa a vivir con sus padres en Cocentaina e ingresa como alumno interno en el colegio de la Concepción de los Franciscanos de Ontinyent para hacer el bachillerato, estudios que interrumpe un tiempo por la contienda nacional. Hecho el examen de Estado en la Universidad de Valencia, se matricula en 1944 en el primer curso de la Escuela de Veterinaria de Madrid.
Para seguir su vocación franciscana, interrumpe  los estudios, e ingresa en 1950 en el Monasterio de Santo Espíritu del Monte para hacer el Noviciado. En 1951 emite la Profesión  Simple y en el convento del Sagrado Corazón de Jesús de Ontinyent, la Solemne en 1954, donde empieza los estudios de Filosofía y Teología que termina en el seminario franciscano de Teruel, siendo ordenado sacerdote en la capilla del obispado por Monseñor. Fr. León Villuendas en 1954.

En este año es destinado a nuestro colegio de Ontinyent como Educador y Profesor de Biología al haber convalidado sus estudios. Pasó por las tres secciones de alumnos, Brigadas Pequeña, Media y Mayor. Cuando el gobierno de la provincia determinó que los estudiantes, acabada la filosofía, trabajasen un año de prácticas en este colegio, año perdido, fue nombrado Maestro de Coristas, años 1957-1962 que duraron estos cursos de prácticas.
Durante esta su primera etapa en el Colegio estuvo también encargado del personal de Servicio y Mantenimiento aunando esfuerzos y voluntades de los vecinos para asfaltar la carretera hasta la ermita de Sta. Ana donde se custodia la imagen del Smo. Cristo de la Agonía, Patrón de la ciudad.

En 1970 es nombrado Superior-Rector de esta casa y terminado el trienio pasó a Valencia como Director del Colegio Mayor Universitario. Cargo al que renunció a mitad de siguiente año por motivos de salud, pasando a residir a Santo Espíritu como Vicario y encargado de la Hospedería de la Casa de Ejercicios.

En septiembre de 1979 regresa a Ontinyent y retoma sus trabajos docentes, alternado estos con una intensa labor pastoral y atención religiosa a la ciudad. Estuvo varios años como Vicario de la iglesia parroquial de Sta. Maria. Pertenecía a la Cofradía y Junta de la Purísima, patrona de la ciudad. Era Consiliario de la Hospitalidad Valenciana de Ntra. Sra. de Lourdes, organizó y acompañó, durante muchos años, las peregrinaciones de los devotos y enfermos  al Santuario de Lourdes, mientras tuvo fuerzas para ello. Los domingos y festivos atendía a la ermita de la partida de Morera, fundada en 1909 por el Rector P. Severino González. También atendía espiritualmente al Colegio de la Pureza de María.

P. Eduardo Camallonga

Burbáguena el día de la inauguración del Colegio de Burbáguena en noviembre de 1966. PP. Eduardo Camallonga, Fidel Presa, Filiberto Mir, José Antonio Llombart, José Benito, Juan José Pellicer y, agachados, Enrique Ferrairó, Javier Pons y Joaquín Ferrer.

 

Dada su dedicación y entrega a las gentes  que buscaban su ayuda, era muy popular y gozaba de gran aprecio y estima de cuantos le conocían, por su forma sencilla y amable de tratar y ayudar a cuantos a él acudían. Era buen conversador y siempre tenía una palabra de aliento y cariño para todos, en especial dedicaba mucha atención a los enfermos y moribundos.

Hacia 2006 tuvo una trombosis muy aguda en la parte alta de la pierna derecha y se temió por su vida. Con paciencia y medicación se fue restableciendo, pero una rotura de cadera le agravó la situación postrándole en la cama varios años y perdiendo poco a poco sus facultades físicas y mentales, estuvo casi en estado vegetativo por más de seis años. Su vida se fue apagando paulatinamente hasta que Dios lo llamó al amanecer del día 19 de diciembre de 2017.

Contaba 92 años de edad, 66 de profesión religiosa y 63 de sacerdocio. El día 20 se puso la capilla ardiente en la sacristía de la iglesia del convento. En su funeral, a las 11’30, concelebraron alrededor de 40 sacerdotes entre religiosos  y clero, fue presidido por Monseñor D. Jesús Murgui, Obispo de Orihuela-Alicante con el que el P. Eduardo convivió muchos años cuando era Arcipreste de Sta. María de esta ciudad. Descanse en paz.

Fr. Luis Sendra

P. Eduardo

Foto de la fraternidad de Onteniente con el P. Provincial al final del curso 08-09. El P. Eduardo está ya en la enfermería.


Fr. José Llorca Antón (1940-2017)

13 dic 17. Vio la luz en Callosa d'En Sarrià (Alicante) el día 3 de enero de 1940. Sus padres, Jaime Llorca Galiana y Antonia Antón Santamaría, quisieron que recibiera las aguas del Bautismo en la Parroquia de San Juan Bautista, en su localidad natal, el día 16 de enero del mismo año de su nacimiento.

En su primera juventud sintió la llamada del Señor e Ingresó en el Colegio Seráfico de
Benissa (Alicante) en 1949, para cursar las Humanidades y comenzar con la formación franciscana. El día 6 de noviembre de 1950 recibió, en la capilla de los Seráficos, el sacramento de la Confirmación de manos del obispo de Teruel Fr. León Villuendas Polo.

Concluidos los primeros estudios, ingresó en el Noviciado del convento de Santo Espíritu del Monte (Gilet, Valencia), en el año 1955. Emitió los votos temporales el día 8 de septiembre de 1956 y se trasladó al convento de Cocentaina (Alicante) para estudiar Filosofía y al de Teruel, después, para estudiar Teología. En el convento turolense celebró la profesión solemne el día 9 de septiembre de 1962. Concluidos los estudios eclesiásticos fue ordenado diácono en Teruel, el día 22 d septiembre de 1963, por la imposición de manos del obispo de la Diócesis, y sacerdote en Zaragoza, el día 22 de marzo de 1964, en una ceremonia presidida por Mons. Casimiro Morcillo.

Su primer destino fue el convento de Benissa, donde desempeñó los oficios de Vicario, Administrador, profesor y formador en el Colegio Seráfico. Allí permaneció hasta 1973, año en que fue trasladado al convento de Cocentaina, con los oficios de Guardián, Director y profesor del colegio “San Francisco de Asís”.

Fr. José Llorca Antón

Año 1962: Profesión Solemne: Hnos José A. Sáez, Jesús Signes, Arcadio Escolano, Luis Tomás, José Llorca, José A. Llombart, Luis Sendra

Tras un trienio en Cocentaina, la obediencia le envió a la Custodia que la Provincia de Valencia atendía en Argentina, donde trabajó incansablemente por la expansión del Evangelio. Su primer lugar de residencia fue San Juan, donde permaneció hasta 1984. Durante estos años estuvo dedicado plenamente a la pastoral en distintas Parroquias y a la atención del Pueblo de
Dios. Con las mismas ocupaciones se trasladó en 1984 a la localidad de Lomas del Mirador, en la Provincia de Buenos Aires, donde estuvo hasta 1985.

En el año 1985 Fr. José asume la tarea, encargada por la obediencia, de Maestro de Novicios en la ciudad de Salta, en la que permaneció hasta 1987. Se trasladó después a San Rafael, en la provincia argentina de Mendoza, donde se ocupó, de nuevo, de tareas pastorales. Permaneció ente lugar hasta el año 1989.

La huella que dejó nuestro hermano en Argentina fue significativa, especialmente por su dedicación a las gentes necesitadas y a la formación de los jóvenes que se preparaban para la vida franciscana.

Fr. José Llorca

Hnos Pepe Llorca y Antonio Bernabeu en Alcoy

Después de los años fecundos en Argentina regresó a España, donde se le concedió, en 1989, permiso para un año sabático que transcurrió en la ermita del “Pare Pere” en Benissa. Cumplido el año fue destinado al entonces convento de Alcoi (Alicante), donde permaneció desde 1990 hasta 1999. En la Parroquia aneja al convento fue Vicario parroquial; también atendió como capellán a las Hermanitas de los Ancianos Desamparados en el Asilo que
regentan en la misma localidad. Durante el trienio 1994-1997 fue Guardián de la fraternidad, y Vicario los tres años siguientes.

En el año 2000 fue de nuevo trasladado al convento de Benissa donde los oficios de Vicario y Administrador de la fraternidad y la atención pastoral en el templo conventual, así como su formación siempre en constante actualización, fueron las actividades que ocuparon su tiempo. Fue también encomiable su labor pastoral como Párroco de la localidad alicantina de
Senija, muy próxima a Benissa.

Fr. José será siempre recordado por su simpatía y buen hacer. De carácter férreo y muy tenaz en sus posiciones ideológicas, pero capaz de entablar diálogo con quien fuera. La gente con la que se relacionó, especialmente los más necesitados de consejo, lo recuerdan aún hoy como el siervo sabio y prudente que ofrece una palabra de consuelo en los momentos de mayor debilidad.

En 2017, tras concluir la centenaria presencia franciscana en Benissa, Fr. José fue destinado al convento de Cocentaina, donde residió desde junio hasta la fecha de su fallecimiento, ocurrido, casi repentinamente, el día 12 de diciembre del mismo año, a los 77 años de edad, 61 de vida religiosa, 53 de sacerdocio y 13 como misionero en Argentina.

Fr. José Manuel Sanchis Cantó, ofm