a

Presentación del libro Buscadme en las palabras

31 ene 18. El jueves 1 de febrero a las 18:00 h es la presentación del libro Buscadme en las palabras en la biblioteca de Carcaixent (Valencia). Pedro Martín Fernández, Fray Ángel, nace en Madrid el 30 de marzo de 1927. Muere en Ontinyent el 18 de diciembre de 2014. En 1941 ingresa en el seminario franciscano de Benissa (Alicante) y en 1943 realiza el año de noviciado en el convento de Santo Espíritu de Gilet (Valencia).

Frayangel

Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Valencia, ha ejercido como profesor de literatura y latín durante gran parte de su vida en los colegios franciscanos de Benissa, Pego y Carcaixent. En este último pueblo desarrolló su labor docente durante 36 años, hasta que se jubiló, momento que aprovechó por acabar en 1999 sus estudios de Teología en la Facultad San Vicente Herrero de Valencia. Acabados esos estudios, se ordenó diácono y, posteriormente, sacerdote en febrero del 2000.

Frayangel

Fr. Ángel fue ordenado presbítero el 5 de febrero del año 2000 por D. Juan Murgui, Administrador Apostólico de Menorca

Han sido pocas las ocasiones en las que sus poemas se han reunido en poemarios editados de manera independiente (Poemas para una amanecer [1962], Oleada [1963], Poemas para un recital [2004]) ya que la mayoría de sus composiciones poéticas han aparecido, principalmente, en revistas franciscanas como Verdad y Vida y Seleccionas de franciscanismo y las últimas, de acuerdo con les nuevos tiempo, en la red dentro de distintas páginas. En la misma biblioteca de Carcaixent, dentro de las actividades del Club de lectura, el 22 de mayo de 2013 organizó un encuentro-homenaje.

6

Martín Fernández: Fray Ángel (2017) : Buscadme en las palabras. Antología poética.. Murciano, Editorial Espigas- Instituto Teológico de Murciano OFM, colección Textos, 10. Edición, selección y prólogo a cargo de Onésimo Castaño Olmo, ofm.

[Web de la Provincia franciscana de la Inmaculada]

Presentación del libro "Espais d'espiritualitat. Les ermites de Pego"

20 ene 18. Ayer a las 19,30 h fue presentado el libro en la Casa de la Cultura de Pego. Intervinieron Rosa Mª Ferrer, concejal de Turismo, Joan Miquel Almela, Fr. Ángel Taléns y María José Berenguer, los autores del libro, y Enrique Moll Briones, Alcalde de Pego.

Portada del libro

Describe porminorizadamente las ermitas de San Miguel y San José, hoy dentro del pueblo y San Antonio Abad, San Sebastián, San Juan y San Pedro.

El testimonio de fe de las religiosas en la Albania comunista

OMPRESS-ALBANIA (6-02-18) La hermana Bardhe Gjini pertenece a las Hermanas Reparadoras Siervas de María. Trabaja en el jardín de infancia de Vlore, Albania, donde se acoge a más de 100 niños. Catholic News Service, la agencia de noticias de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos se ha entrevistado con ella. La historia de la hermana Bardhe forma parte de la historia de Albania, el país que se declaró “estado ateo” allá por 1967.

Bardhe se encontró por primera vez con su tía monja en 1993. Le asustó un poco que su tía y las otras monjas fueran vestidas de negro, como si fueran viudas. La futura monja tenía entonces 21 años y ni siquiera estaba bautizada.

Aunque en su momento le dijo a su tía que no sería monja, hoy la hermana Bardhe continúa con su legado. Su tía, Julja Gjoka, formó parte de una comunidad religiosa de cinco mujeres que vivieron su fe en secreto durante la época comunista. “La gente que las conoció decía que su carisma se mostraba a través del silencio”, cuenta la sobrina. “Su amor a Dios se mostraba a través de su silencio”.

Albania sufrió un duro régimen comunista desde 1945. El gobierno persiguió y asesinó a cientos de miembros del clero y a laicos. En 1967 se prohibió cualquier religión, se disolvieron los institutos religiosos y se deportó a sus miembros extranjeros. A los albaneses se los envío a sus lugares de origen, obligándoles a abandonar la vida religiosa.

En Vlore, cinco religiosas de la Siervas de Nuestra Señora de la Pasión de Shkodra optaron por desafiar la orden, a pesar del riesgo de ser asesinadas. Gjoka, la tía de Bardhe, fue la más joven de las cinco y aún no había hecho sus votos perpetuos. Las monjas siguieron viviendo en la vivienda de dos plantas unida a la Iglesia de San Luis. El gobierno destruyó el campanario de la Iglesia y la convirtió en un teatro. Las monjas cambiaron sus hábitos por la ropa negra de las mujeres que están de luto por una pérdida. Los cuadros de las paredes tenían por un lado temas comunistas y, por detrás, imágenes religiosas. También conservaban una imagen de la Virgen con un espacio secreto para la eucaristía. La hermana Bardhe, que recuerda la vida de su tía, dice que “eligieron a Jesucristo, y sabían que tenían que seguirlo sin que importara ninguna otra cosa.

Cuando en 1991 la libertad derrumbó el régimen comunista, misioneros de otros países acudieron en ayuda de la Iglesia de Albania y Gjoka pudo finalmente profesar sus votos perpetuos, tras 24 años de ocultamiento. Se reconstruyó la Iglesia, que se llamó de Santa María y de San Luis. La imagen de María les había hecho mantener fuerte su fe en tiempos difíciles.

En la primavera de 1993, Bardhe pasó un mes con su tía y entre los voluntarios y misioneros. Aquella experiencia influyó decisivamente en su vocación. Pasado un tiempo volvió a Vlore y le dijo a su tía que quería ser monja. Ni siquiera estaba bautizada. Nada la detuvo y en 1998 ya era religiosa. Su tía falleció en el 2011.

Jornada de la vida consagrada: ocho de cada diez misioneros españoles son consagrados

OMPRESS-ROMA (2-02-18) Ocho de cada diez misioneros españoles son consagrados, el 82% de los 13.000 misioneros españoles. Hoy, 2 de febrero, fiesta litúrgica de la Presentación del Señor, que se celebra en la Iglesia la Jornada Mundial de la Vida Consagrada es una oportunidad para agradecerles lo mucho que hacen pero, sobre todo, lo mucho que son.

El lema para esta jornada, “La vida Consagrada, encuentro con el Amor de Dios”, hace mención a la esencia de su consagración y también, como recuerda el Papa Francisco en su mensaje para este día, a la esencia de su misión: poner a Jesús en medio de su pueblo.

El mensaje del Papa se centra en la misma escena de la presentación en el Templo. El Papa, dirigiéndose a los consagrados e incluyéndose a sí mismo, ve en esta imagen de María poniendo a Jesús en brazos de Simeón – en medio del pueblo – lo único que volverá “fecunda nuestra vida y mantendrá vivo nuestro corazón. Poner a Jesús allí donde debe estar: en medio de su pueblo”.

Y anima a los consagrados a que sean verdadera levadura: “Todos somos conscientes de la transformación multicultural por la que atravesamos, ninguno lo pone en duda. De ahí la importancia de que el consagrado y la consagrada estén insertos con Jesús, en la vida, en el corazón de estas grandes transformaciones. La misión —de acuerdo a cada carisma particular— es la que nos recuerda que fuimos invitados a ser levadura de esta masa concreta. Es cierto podrán existir «harinas» mejores, pero el Señor nos invitó a ser levadura aquí y ahora, con los desafíos que se nos presentan. No desde la defensiva, no desde nuestros miedos sino con las manos en el arado ayudando a hacer crecer el trigo tantas veces sembrado en medio de la cizaña. Poner a Jesús en medio de su pueblo es tener un corazón contemplativo capaz de discernir como Dios va caminando por las calles de nuestras ciudades, de nuestros pueblos, en nuestros barrios. Poner a Jesús en medio de su pueblo, es asumir y querer ayudar a cargar la cruz de nuestros hermanos. Es querer tocar las llagas de Jesús en las llagas del mundo, que está herido y anhela, y pide resucitar”.

“¡Ponernos con Jesús en medio de su pueblo! No como voluntaristas de la fe, sino como hombres y mujeres que somos continuamente perdonados, hombres y mujeres ungidos en el bautismo para compartir esa unción y el consuelo de Dios con los demás”.

El Centro Educativo San Maximiliano Kolbe en Tanzania

OMPRESS-TANZANIA (2-02-18) En enero de 2008 comenzaba su actividad el Centro Educativo San Maximiliano Kolbe de Dar-es-Salaam, Tanzania. Es el proyecto educativo más importante de los franciscanos de este país del este de África, una custodia franciscana – que también lleva el nombre de San Maximiliano – surgida precisamente del impulso de los compatriotas del santo asesinado en Auschwitz, misioneros franciscanos polacos que llegaron en 1988.

El centro educativo que se puso en marcha hace diez años contó con la ayuda económica de Caritas de Padua, Italia, y de muchos otros benefactores que se sumaron después, entre ellos, el Ministerio de Educación de Polonia. Hoy, aquel pequeño centro, cuenta con 1.600 estudiantes. Y aunque la orden franciscana es la propietaria del colegio, las Hermanas Misioneras de la Sagrada Familia colaboran de manera decisiva en la educación y administración del colegio.

El pasado 27 de enero, celebraron el décimo aniversario del San Maximiliano Kolbe con una misa en la Iglesia parroquial de Segerea, el distrito de Dar-es-Salaam, en el que está ubicado el colegio. Una misa que presidió el Nuncio de Su Santidad en Tanzania, Mons. Marek Solczynski, y del presidente de la comisión de misiones de los obispos polacos, Mons. Jerzy Mazur. Estuvieron presentes numerosos misioneros y laicos de las diversas diócesis de Tanzania.

Tras la misa toda la asamblea, con los niños y jóvenes del colegio, se dirigieron en procesión por las calles hasta el centro.

Según informan los mismos franciscanos, el centro es muy estimado por la población, sin importar tribu o religión, y se ha convertido en uno de las mejores instituciones educativas de Dar-es-Salaam, un ciudad con casi cinco millones de habitantes. Siempre cumpliendo su objetivo principal, elevar el nivel de vida de la población, a través de una seria y adecuada educación de niños y jóvenes.

Peregrinos desde el Vicariato apostólico de San Ramón al de Puerto Maldonado

17 ene 18.- Este fin de semana 120 peregrinos del Vicariato Apostólico de San Ramón pasaron por la catedral de Cusco. Su destino es el Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado. Son jóvenes de diferentes comunidades amazónicas, sacerdotes, religiosas y religiosos, acompañado de su obispo, el franciscano Mons. Anton Zerdin.

El viernes tendrá lugar la cita del Papa con los pueblos de la Amazonia en Puerto Maldonado. Mons. David Martínez de Aguirre, obispo de este vicariato, declaraba que recibirán al Papa con mucha ilusión y como amazónicos, porque se desconoce si ese día habrá lluvia o sol: “Sabemos que esta época del año el clima es variante y estamos tomando las precauciones del caso. Nos hemos preparado con mucho entusiasmo para la llegada del Papa Francisco, sobre todo en nuestro corazón”, puntualizó a la Agencia Andina.

El obispo de Roma sostendrá un encuentro con indígenas llegados, como los peregrinos de San Ramón, de los ocho vicariatos de la selva peruana: San José del Amazonas, Pucallpa, Jaén, Requena, Yurimaguas, Iquitos, San Ramón y, naturalmente, Puerto Maldonado.

Vicariato Apostólico de la Guajira

El 17 de enero de 1905 se creaó el Vicariato Apostólico de la Guajira, Sierra Nevada y Motilones en Colombia, encomendado a los capuchinos. En la actualidad, la mayor parte de aquel territorio misionero está englobado en el Vicariato Apostólico de Valledupar. Fundaron fraternidades e incluso ciudades, como Florencia, en Caquetá. Su primer obispo fue el misionero valenciano Atanasio Soler.

Allí estuvo misionando el P. Jesualdo Mª de Bañeres, OFM Cap

OMPRESS-PERÚ (17-01-18)