a

Conventos Franciscanos en Aragón

LOS ANTIGUOS CONVENTOS

Suelen coincidir los cronistas de la orden que fue el mismo San Francisco en el año de 1216, quien funda el convento de Lérida, de modo que sería el primero de lo que sería la provincia de Aragón con el tiempo, y aun se insinúa que no sería el único, ya que se dice otro tanto de los conventos de Tudela (año 1214) y Tarazona ( 1216), si bien falta documentación fehaciente que lo pruebe.( Hebrera , l.I, p. 2 y ss.). En 1575, los conventos de Navarra se agregan a la Provincia de Burgos, separados de la de Aragón.

El convento de Tarazona se funda previa la licencia del señor obispo, en lo que fue la ermita de san Martín, donde se había albergado san Francisco. Canonizado el santo fundador, los religiosos cambiarán el nombre del convento de San Martín por el de San Francisco ( pp. 3-4).

Celebrado Capítulo general en la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, de Asís, en 1216, y aprobada en el Concilio lateranense la Regla y forma de vida franciscana, Juan de Perusa y Pedro de Saxoferrato, pertenecientes a un grupo de religiosos que preside fray Bernardo de Quintaval, se llegan, a instancias de un caballero turolense que les avala con cartas de favor, hasta su recogida ciudad, donde, junto al río Guadalaviar, fundan el convento de San Francisco en terrenos de la ermita de San Cristóbal, el año 1220 ( p.5 y ss.).

Juan Parente

Poco después, igualmente por decisión de San Francisco y al frente de ciento diez religiosos, entra en España fray Juan Parente, natural de Florencia, quien después de distribuir un centenar de ellos por diversos lugares de la península, retiene a diez con los que, en Zaragoza, a primeros de agosto del año 1219, funda un convento en las afueras de la ciudad, entre los ríos Ebro y Huerba.(pp. 10 y ss). El convento ocupaba unas vetustas casas deshabitadas, en la antigua morería, cerca de los muros de la ciudad y de la puertas de Valencia. Autoridades y nobleza celebran complacidos, con su asistencia, la inauguración de tan austero cenobio. Era el día 18 de agosto de 1219.

Junto con esta misión, coincide otra de seis religiosos que tiene como destino dar a conocer la fe de Cristo en Marruecos y que desde Zaragoza se encamina hacia a Sevilla, por más que, antes de partir, enfermo fray Bernardo Vital que encabezaba el grupo, se integra, rezagado, en la fraternidad zaragozana (p. 17). En 1286, por disposición del Cabildo, abandonan los religiosos el convento para facilitar en él el establecimiento de los Padre Agustinos Calzados, desplazándose nuestros religiosos a la ciudad, en un solar que sería el Real Convento de San Francisco, situado en el Coso (p. 18).

Primer Capítulo provincial

La rápida expansión de la orden aconsejó establecer ministros delegados del general en cada nación, a fin de acercar a los religiosos a su autoridad, para lo que se estructura la fraternidad en Provincias regidas por un ministro provincial. Fray Juan convoca a este fin, a primeros de mayo de 1220, en las eras próximas al conventillo de Zaragoza, a los religiosos de los reinos de Navarra, Castilla, Portugal y el mismo Aragón. Reunidos al día siguiente ante la iglesuela conventual, se elige ministro provincial al mismo fray Juan Parente, con lo que queda instituida la Provincia franciscana de Aragón. El capitulo concluye el 6 de mayo del año antedicho.

Fray Juan ejerció el cargo provincial hasta el año 1230, fecha en que es nombrado Ministro general de toda la Orden ( p. 22 y ss).

Bibliografía.

Seguimos en este apartado los datos históricos consignados por el religioso franciscano José Antonio de Hebrera y Esmir, en su Crónica de la Provincia Franciscana de Aragón, Madrid, 1991, quien a su vez sigue la crónica manuscrita de fray Tomás Jordán, que existió en el archivo del Real Convento de Zaragoza, de la que se valieron para sus escritos Gonzaga, Wadingo, Jerónimo Zurita, fray Diego Murillo, Blasco de Lanuza y otros.

San Francisco de Asís

San Francisco de Asís. Claustro del convento de Santo Espíritu del Monte.