a

Agulló Pascual, Fr. José Benjamín
Alcaina Castellar, Cándido.
Alcina Sala, Fr. Fernando
Alventosa García, Juan.
Amorós Paya, Fr. León
Ángel Roig, Fr. Luis
Arbona Guitart, Fr. Eusebio
Arnau Martínez, Fr. José Antonio

Fr. Benjamín Agulló Pascual
1930-

R. 489

P. Benjamín AgullóNació en Cocentaina el 19 de mayo de 1930. Emitió la profesión temporal el 4 de octubre de 1946 y la solemne el 20 de mayo de 1951. Fue ordenado presbítero el 7 de junio de 1952

Estudió humanidades en Benisa en los años 41-45. Luego pasó al noviciado en Santo Espíritu (45-46). Estaba de guardián el P. Bonaventura Meseguer; fueron sus maestros de novicios los PP. Pacífico Sendra y Juan Nadal; y connovicios, Juan José Baydal, Víctor Canet, Alberto Carmona, Gabriel Francés, Ricardo Olmo y Felipe Zazo.

Realizó los estudios eclesiásticos en Onteniente, años 46-52. Era guardián-rector el Serafín Pérez. Maestros: los PP. Luis Mestre, Luis Colomer, Pacífico Sendra, Eusebio Arbona, Miguel Oltra, Daniel Chang, Santiago Miró. Profesores: Domingo Savall, León Amorós, Rafael Fuster, Vicente Montava, Simón Zuska. Moradores: Fernando Alcina, Joaquín Ivars, Ramón Giner, Eugenio Silvestre, Gil Sendra, Juan Pérez, David Escrivá, Benigno Alba, Manuel Conca, Fr. Gil Sendra, Francisco Orts, Francisco Pascual, Vicente Pérez-Jorge.

Ordenado presbítero permaneció en Onteniente durante los años 52-58 trabajando como educador de los alumnos internos y como profesor de religión. Era Rector el P. Rafael Reig.

Pasó luego a Carcagente, años 58-61 como guardián-rector. Luego estuvo en el convento de San Lorenzo de Valencia, años 61-73 como Secretario provincial. Luego ha desempeñado los siguientes servicios: 67-82. Administrador provincial; 73-2001. Cronista y Archivero provincial; 73-76. Vicario Provincial; 76-82. Definidor Provincial; 76-82. Guardián de San Lorenzo; 82-88. Ministro Provincial; 88-91. Guardián de San Lorenzo; 88-2001. Vicepostulador provincial; volvió a ser guardián de San Lorenzo hasta el año 2013.

En la actualidad reside en el convento de Nuestra Señora de los Ángeles de Valencia.

Artículos en AA

Defectos de un santo... Pare Pere. Fr. Benjamín Agulló Pascual, ofm. Nº 357

Fr. Juan Alventosa García

R 315

P. Juan AlventosaNació en Enguera (Valencia) el 14 de noviembre de 1898. Terminó el noviciado y emitió su primera profesión el 15 noviembre de 1914. Ordenado presbítero el 1 de maro de 1922.

Comenzó sus estudios musicales en nuestro Convento de Ntra. Señora del Castillo de Agres, en donde ingresó de infantillo. De allí pasó a nuestro Colegio Seráfico de Benisa, de donde trasladado al Real Monasterio de Santo Espíritu del Monte, profesó en el año 1914.

Estudió armonía con D. Juan Bautista Calabuix, organista de la iglesia parroquial de Benigánim y se perfeccionó en el manejo del piano bajo la direción del P. Joaquín Abad. Luego amplió sus estudios con el Maestro Agulló, organista de la Catedral de Teruel. Tenía una facilidad notable para componer, tanto música religiosa como profana. Compuso y estrenó varias zarzuelas que gustaron mucho. Merecen mención su obra sobre Las siete palabras, que se cantó en Valladolid. Una misa a tres voces y el Cántico del Sol, grandioso poema que se estrenó en el salón de actos del Colegio de la Concepción de Onteniente en las fiestas del VII Centenario de la muerte de San Francisco.

Dirigió la revista La Acción Antoniana durante los años 1930 y 1931 (de enero a mayo). La quema de conventos destruyó la pequeña imprenta que estaba en el convento de San Lorenzo de Valencia y que publicaba esta revista. La revista no se publicó durante los meses de junio a diciembre de ese año.

El P. Alventosa estaba preparando un número extraordinario dedicado a San Antonio con motivo del séptimo centenario de su fallecimiento (que murió en 1231).

Los superiores enviaron al Hno Juan Alventosa a la Custodia que la Provincia de Valencia tenía en Argentina, desde donde siguió enviando colaboraciones a la revista.

Luego ya tenemos pocos datos. Abandonó la Orden de modo un tanto irregular y regularizó su situación en 1966. Y volvió a escribir artículos en Acción Antoniana, ahora con el nombre de seglar: Rafael Alventosa.

Artículos publicados en la Acción Antoniana:

Entre los artículos firmados en La Acción Antoniana (suponemos que serían muchos más los que publicaría sin firma al ser el director) destacamos:

Leyenda árabe de las ruinas de Cafarnaúm. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 79
La pesca milagrosa. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 80
María Magdalena. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 84
El tributo al César. Fr. Juan Alventosa, ofm
Jesús sobre las aguas. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 87
Recuerdo. Por tierras de Cafarnaum. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 83
En el lago de Tiberíades. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 86
Arbela, en torno al lago de Tiberíades. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 88
De pastoricito a fraile. Bto Juan Duns Escoto. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 89
La Betsaida evangélica. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 89
La Decápoli. En torno al mar de Galilea. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 90
El sembrado. Poema. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 92
La segunda multiplicación de los panes
. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 93
Sobre el calvario. Poema. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 94
El sordomudo. En torno al lago de Tiberíades. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 95
El ciego de Betsaida. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 98
El sordomudo. En torno al lago de Tiberíades. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 97
¡Que vienen los beduinos!. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 99
Que vienen los beduinos. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 100
Claro de luna. En torno al lago de Tiberíades. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 101
Mar a la vista. En torno al lago de Tiberíades. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 102
El P. Luis Fullana, en la Real Academia de la Lengua. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 102
Aguas dulces. Lago Tiberíades. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 103
Oriental Seráfica. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 112
A la juventud antoniana. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 112
El Colegio internacional San Antonio de Roma. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 122
Florecillas de Santo Espíritu del Monte. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 126
Fr. Pascual Nadal. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 129
Lluvia de ceniza... Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 138
Francisco y la Santa Cruz. Poema. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 141
El mes de María. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 148
El Venerable Padre Fray Pedro Esteve. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 174
El cuerpo del Venerable P. Pedro Esteve en el Presbiterio. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 175
El Santuario desolado. Fr. Juan R. Alventosa, ofm. Nº 176
Las genuinas glorias de la Raza. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 177
Inmaculada. Fr. Juan Alventosa, ofm. Nº 179

Fr. León Amorós Payá

El P. León Amorós Payá nació en Castalla (Alicante) el día 11 de agosto de 1897. Ordenado de sacerdote, por sus cualidades intelectuales y por su buen espíritu religioso, los Superiores le destinaron a realizar estudios de Teología en el Ateneo Antoniano de Roma. Por sus dotes en el trabajo de investigación histórica, fue enviado al Colegio de Quaracchi, donde colaboró en varias de las obras allí publicadas. Tiene varias publicaciones y estudios en revistas científico-eclesiásticas. Trabajos muy estimados en el mundo intelectual.

Fr. León AmorósDurante muchos años fue redactor de Archivo Ibero-Americano y de Verdad y Vida.  Dedicó gran parte de su vida a la enseñanza de la Teología Dogmática e Historia, desempeñando a la vez, cargos importantes, como del de Definidor y Guardián de varias casas.

Después de la Liberación se interesó por la fundación del convento de Alcoy y fue su primer superior.  Se distinguió por la dirección espiritual y celo por las almas en el confesonario y ejercicios espirituales, en cuya actividad era muy estimado.

Entregó su alma al Señor, dirigiendo los Ejercicios espirituales de la Comunidad de Benisa el día 13 de agosto de 1963. Era morador del convento de san Lorenzo de Valencia y contaba 66 años de edad, 48 de profesión y 41 de sacerdocio.

Estre sus publicaciones se señalan:

Artículos publicados en la Acción Antoniana:

La mediación universal de la Santísima Virgen. Fr. León Amorós, ofm. Nº 98
El culto de la Eucaristía en la Edad Media. Nº 186, jun 1944
Doctor evangelicus. Nº 209, may 1946
La devoción a la Inmaculada en la antigua Provincia franciscana de Aragón. Nº 308

Fr. Luis Ángel Roig

P. Luis Ángel RoigEl P. Luis Ángel Roig entró joven en el colegio seráfico de Benisa. Era natural de Fuente Encarroz (Valencia). Entró en el Noviciado de santo espíritu el 14 de Noviembre de 1889. Es ordenado sacerdote el 6 de oct de 1907. Fue profesor de Onteniente, Benisa, Teruel y Carcagente.

Fue guardián de Azul (Argentina); de Benisa, dos veces; de Carcagente, dos veces; y bastantes Vicario de Teruel, Benisa y Pego, en cuyo convento le sobrevino la muerte, el 23 de septiembre de 1952.

Artículos publicados en la revista Acción Antoniana

Francisco no ha muerto. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 86
La mort de sant Josep. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 93
Cerca del cielo. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 101
El hermano frío. Poema a modo de salmo. Nº 103
San Antonio y los niños
. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº109
San Luis, alquimista divino. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº139
Los santos Mártires de Teruel en el VII centenario de su muerte. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 140
San Francisco y el lobo. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 141
Jesús sacramentado. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 149
Llamamiento de Jesús en favor de los niños. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 150
Los nidos deshechos. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 152
El Calvario franciscano. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 153
La glorificación del V. Escoto. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 154
El nacimiento de Jesús. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 155
Benissa. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 178
El Inmaculado Corazón de María. Nº 192,
Jesús y la pobreza. Nº 193,
Te Deum. Nº 194
Bienvenida la imagen de la Virgen de Fátima. Nº 199,
Nuestra Señora de Fátima y su mensaje. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 221
Escenas paradisíacas. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 238
La Virgen de Fátima y Ntra Sra de Fátima. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 244
Página poética. PP. Luis Ángel y Juan Bta Gómis, ofm. Nº 255
Lágrimas de Madre. Nº 256, abr 1950
El trece de mayo. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 257
La virgen andariega. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 258
Comunión angelical. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 260
Fátima. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 261
El prodigio Solar en Fátima. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 262
En la declaración del Dogma de la Asunción. (Poema). Nº 263
Recuerdo y esperanzas. Poema. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 265
El alma amante a Jesús sacramentado. Fr. Luis Ángel, ofm. Nº 318

Fr. Eusebio Arbona Guitart
1896-1982

R 303.  nec-342

El 28 de febrero de 1982, ha fallecido en Benisa, el P. Eusebio Arbona Guitart a los 85 años de edad, 69 de profesión religiosa y 61 de sacerdocio.

Eusebio ArbonaUn hombre que vivía mirando al cielo, con los pies en la tierra. Fraile franciscano. Hermano sincero de las flores y de los animales; de la lluvia, del sol, de la luna, del viento, del nublado y de buen tiempo. El termómetro, el barómetro y el higrómetro, son los amigos, en quienes confía y a quienes visita, día y noche. Le conocen, le reconocen, le admiran y le premian en los observatorios meteorológicos de la nación.

Los son algo más que amigos y hermanos; son su participación y prolongación. Sacerdote, maestro y profesor. De todos recibe y a todos da: consejo, ciencia, instrucción y amor; al niño del Patronato de la Juventud Obrera de Onteniente y de los colegios de Onteniente, Carcagente y Benisa; al hombre de campo, de la partida del Pontó; al joven y al anciano, porque tiene alma joven y sabe competir con el anciano. Ha entendido bien que “dando se recibe”, y da cuanto tiene; porque todo lo ha recibido y, por eso, todo lo da en desapropio y en minoridad franciscana.

Alma de artista sabe entretener y recrear a niños y mayores con las representaciones teatrales de “su Patronato”. Y le gusta el cine “para menores” -¡claro!- y con los recortes que requiere la moral pública de entonces.

Padre de almas. A todos comprende y a todos consuela. Profesor, pero más maestro, que busca y penetra el espíritu. Educador, pero compañero, que convive y comparte. Confesor, pero médico, que perdona y cura.

Aunque trabajado y cansado, vive la seráfica alegría; sabe vivir con gozo y esperar la muerte con ilusión. Cuando, ocho días antes de fallecer alguien le pregunta s¡tenía ganas de ir al cielo, con franciscana espontaneidad, contestó: “a mí siempre me han gustado las novedades y ver cosas nuevas; el cielo es la gran novedad y espero ver allí muchas cosas nuevas”.

El Jardín Botánico del colegio “La Concepción”, de Onteniente, está de luto; también lo está el Observatorio Meteorológico y los gabinetes de Historia Natural y las clases y los pasillos y la iglesia y el “Salón de los externos”. De luto está el Patronato de la Juventud Obrera de Onteniente y la iglesia de San Francisco y la Tercera Orden y “El Pontó”; y las calles y el campo de la ciudad del Clariano, cuya vida entera, casi, le consagró. De luto están los vetustos muros del real Monasterio de Santo Espíritu del Monte, donde fue Guardián; como también lo está Carcagente y el colegio de S. Antonio, del que fue Rector. De luto está Benisa, que recogió los frutos de su edad madura, de luto está Pego que lo vio nacer.

Y lloran su muerte sus dos hermanas, sobrinos y demás familiares; y amigos y alumnos y tantos deudos suyos: pobres y ricos; sabios e ignorantes, religiosos y seglares, porque todos le amábamos como él nos amaba.

Le llora la Provincia Franciscana de Valencia, Aragón y Baleares porque ha perdido a uno se sus buenos hijos; pero llora de gozo al ver partir al hijo y al hermano que presenta como modelo y ejemplar, lágrimas y gozo, tributo de gratitud a Dios Padre que tales hijos nos da.

Mientras nosotros lloramos, la naturaleza canta. La siempre agradecida Naturaleza corresponde al canto que ha sido la vida de ese hermano de la tierra y del mar, de las nubes y del firmamento.

Y el cielo, esa “gran novedad” le ha abierto las puertas de par en par, para que descanse en paz, donde todo “son cosas nuevas”, contemplando “de cara a cara”, al Dios de la Verdad a quien siempre buscó y sirvió a través de las criaturas. Que en paz descanse el padre Eusebio Arbona Guitart.

(Fr. Benjamín Agulló, O.F.M.)

Ha publicado en la revista

El cielo de Navidad. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 79
El huracán del 26 de diciembre. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 80
El invierno. Divulgación científica. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 83
Las lluvias en la primavera. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 85
Temperatura de algunas fuentes. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 87
La lluvia de hoy. Divulgación científica. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 89
Matices del tiempo. Divulgación científica. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 91
Resumen de las observaciones meteorológicas de 1927. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 92
El calor y la lluvia. Divulgación científica. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 93
Las lluvias de este año. Divulgación científica. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 97
Llovió por fin. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 100
La ciencia de moda. Divulgación científica. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 102
Lo que tanto deseamos. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 103
Cuándo tiene que llover. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 134
Prácticas económicas para aliviar los riesgos estivales. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 248
El tiempo. Datos del primer semestre. Fr. Eusebio Arbona, ofm. Nº 151

Fr. José Antonio Arnau Martínez
1901-1971

R-331

El P. José Antonio Arnau Martínez  nació en Biar, diócesis de Valencia, el día 12 de junio de 1901, de cristianísima familia, e inclinado a la piedad por naturaleza, encontró sus delicias sirviendo, como acólito, en las misas y demás ceremonias religiosas de la iglesia franciscana de su pueblo. En el trato con los frailes y bajo su tutela, llevando una vida inocente, se fue desarrollando en su alma el germen de la vocación franciscana, de tal manera que, a los doce años, pidió ingresar en el Colegio seráfico.

P. José Antonio ArnauEn Benisa, donde está el predicho colegio, pasó tres años, y allí la compañía y dirección del Prefecto, padre Pascual Fortuño, -beatificado el 11 mar 2001- de tal manera le afectó desde un principio, que nunca, n¡siquiera en los perturbados años que después sobrevinieron, perdió la estima de su vocación franciscana o la puso en duda.

El 7 de septiembre de 1916 tomó el hábito en el convento Noviciado de Santo Espíritu del Monte, y en el mismo lugar, el día 8 de septiembre dl año siguiente, emitió los votos temporales. Cursó la Filosofía en el Convento de Benigánim, y la Teología en el de Cocentaina, donde profesó solemnemente el 8 de junio de 1924. Ordenado de sacerdote el 5 de julio de 1925, ejerció el ministerio sagrado, primeramente, en los colegios de Onteniente y de Carcagente.

En 1930 comenzó la carrera de Filosofía en la Universidad civil de Valencia. Terminado el primer curso, como los Ministros Provinciales de Méjico pidieran al de Valencia dos sacerdotes para que ejercieran el profesorado en los clérigos reunidos en la ciudad de Dackland (USA), haciendo ostentación de amor a la Orden, abandonó voluntariamente los estudios comenzados en la Universidad, para venir en ayuda de los frailes mejicanos. Prestó este servicio hasta el año 1934, al final del cual, por ciertas dificultades surgidas en los conventos fundados por la Provincia en la Argentina, fue allí enviado para resolverlas.

Erigida la Comisaría de San Antonio en 1935, fue nombrado primer Comisario y al mismo tiempo Presidente del convento de Villa Mercedes. Ordenó y rigió la Comisaría, obrando con suavidad y decisión, no sin grandes dificultades, ya que, por causa de la guerra civil española, completamente aislado de la Provincia, tuvo que actuar de hecho como Superior Provincial.Al mismo tiempo satisfizo su más íntimo deseo y vocación de dedicarse a la cura de almas, tanto por la predicación de la Palabra de Dios, como en el oficio parroquial y en los demás ministerios pastorales.

En el Capítulo de 1940, en el cual tomó parte como Comisario, fue elegido Definidor Provincial, Guardián del Convento de san Lorenzo, en Valencia.

En el año 1946 fue elegido Custodio en el Capítulo Provincial, y al mismo tiempo Guardián-Rector del Convento-Colegio seráfico de Benisa, en cuyos cargos se mantuvo hasta el Capítulo de 1952, a excepción del cargo de Guardián, que en el Capítulo de 1949, lo conmutó por el de Vicario.

En 1952 fue hecho Ministro Provincial, y de nuevo fue reelegido para un sexenio en el Capítulo de 1955, de acuerdo con las normas de las normas de las nuevas Constituciones Generales. Gobernó la Provincia durante nueve años. Gobierno que inició bajo un presagio y signo feliz: a saber, el de la inauguración de la Casa de Estudios de Teruel.

Con gran bondad se asoció al gobierno del nuevo Ministro Provincial, de tal manera que se puede decir que fue el consejero paternal de éste. La Provincia aumentaba el número de religiosos, gracias a las nuevas generaciones nacidas de la guerra civil, que ya entonces comenzaban a llenar los conventos.

Transcurridos los nueve años de su provincialato, el Capítulo de 1961 le eligió Definidor y Guardián de Teruel. Pero en el segundo año de este trienio, aquejado de un ataque apopléjico, hubo de ser trasladado a Valencia, y allí permaneció hasta el día de su muerte, dedicado, de lleno, al ministerio de la confesión.

Falleció el día 25 de agosto de 1971, en Valencia.

Publicó:

Artículos publicados en la Acción Antoniana:

La semana del Amor. Fr. José Antonio Arnau, ofm. Nº 94
San Antonio Misionero. Fr. José Antonio Arnau, ofm. Nº 96
Un grito de la muerte. Fr. José Antonio Arnau, ofm. Nº 125
Caen las hojas secas. Fr. José A. Arnau, ofm. Nº 126
Como torbellino. Fr. José A. Arnau, ofm. Nº 128
Decíamos ayer... Fr. José Antonio Arnau, ofm. Nº 136
San Antonio en la piedad norteamericana. Fr. José A. Arnau, ofm. Nº 137
Es la vida moderna. Fr. José A. Arnau, ofm. Nº 138
Un cuento que podría ser historia. Fr. José Antonio Arnau, ofm. Nº139
El precio del «amor libre». Fr. José Antonio Arnau, ofm. Nº 143
San Antonio de Padua en Limoges. Nº 186
Negociando con el amor... Fr. José Antonio Arnau, ofm. Nº 141
San Francisco de Asís. El Pregonero del Gran Rey. Nº 188
Cofradía de la Purísima Concepción. Origen. Nº 192,
Año 1945... Divagaciones. Nº 193, ene 1945
Las tres cruces. Nº 194 mar 1945
La transfiguración del Señor. Nº 199
Nuestra paz. Comentario-editorial. Nº 206, feb 1946
Cuaresma. Comentario. Nº 207, mar 1946
La última lección del Maestro. Nº 208, abr 1946
San Antonio maestro de predicación evangélica. Nº 209, may 1946
Duelo entre la Muerte y la Vida. Fr. José A. Arnau, ofm. Nº 220
Santa Clara, admiración de los siglos. Fr. José Antonio Arnau, ofm. Nº 290, feb 1953
La Seráfica Provincia de Valencia y la Inmaculada. Fr. José Antonio Arnau, ofm. Nº 308
Una conmemoración tres veces centenaria. Pare Pere. Fr. José Antonio Arnau, ofm. Nº 357